domingo, septiembre 26, 2010

Seguimos acá, siendo testigos de la apertura de la significancia de un ME-DIOS.

Acá podemos verter nuestra idea de las cosas y, a su vez, el desconcierto que nos provocan los hechos. Están los antecedentes y, además, el punto de vista formado por la realidad, experiencia y atingencia que le corresponde a cada uno. Sin embargo, cuando el sistema considera que comienza un movimiento que lo está desafiando, es tiempo de evaluar hasta donde llega esto.
Si lo que más abajo es cierto y hay Jesuitas haciendo causa común, esto tiene que ser revisado en esferas que a los simples mortales, como el que escribe, no les corresponde comentar, enunciar ni enarbolar. ¿Será trabajo para los ME- DIOS?

Reciban un cordial saludo.

Atte.
HSQO
Publicar un comentario
 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.